miércoles, 21 de julio de 2010

2012



Después de tres años sin utilizar este blog, he decidido retomarlo porque, no sé a ustedes pero a mí me ha estado preocupando desde hace algunos años la escasez de creatividad en el séptimo arte. Así que sin más rodeos comenzaré con esta primera crítica del 2010.

Se preguntarán ¿Por qué he escogido 2012 para retomar este blog? La razón es muy simple, 2012 es la última película que ví antes de retomar este pequeño espacio virtual.

2012 es una producción, llena de efectos especiales, muertes, explosiones, persecuciones, muertes, pánico en masa, destrucción y... ¿ya había mencionado muertes? Esta producción tuvo un costo por encima de los 200 millones de dólares, pero al parecer hoy día los productores se preocupan más por gastar el dinero en efectos especiales en lugar de sacrificar un poco la maravilla virtual a cambio de crear una historia que logre captar más la atención de los espectadores.

Esta película nace de la famosa profecía maya que indica el final de algo (OjO, de A L G O) el día 21 de diciembre de 2012, sin embargo, los únicos indicios que tenemos hasta ahora de esa profecía es que el calendario de esta Cultura Prehispánica (traducido a nuestro calendario actual) finaliza ese profetizado día. Ahora bien, los productores de esta película decidieron que ese A L G O fuera el planeta Tierra, haciendo pedazos el mundo entero en dos horas de destrucción masiva sin sentido y persecuciones de 'por poquito...', es decir, 'por poquito... les pega el edificio que se cayó atrás de ellos', 'por poquito... su avión, piloteado por un tipo que ni siquiera es piloto, es alcanzado por una explosión', 'por poquito... se mueren en la grieta que se abrió debajo de sus pies', 'por poquito... los aplasta la puerta automática', y así nos podríamos seguir con los miles de 'por poquito...'s que hay a lo largo de toda la película.

La trama se basa en una familia disfuncional formada por un matrimonio divorciado, dos hijos relativamente pequeños, y la actual pareja de la exesposa, quien casualmente había tomado DOS lecciones de piloto aviador y gracias a ello pueden escapar en una avioneta. El padre de los niños, un escritor frustrado que sólo ha logrado publicar un libro, trabaja para un ruso millonario como chofer de limusina y será nuestro gran héroe en la historia y el encargado de hacernos brincar de nuestros asientos en todos y cada uno de los 'por poquito...'s que hay en esta historia y logrará volver a enamorar a su exesposa después de salvarle la vida en innumerables ocasiones y hará que la trágica muerte de su actual pareja sea rápidamente olvidada, después de todo, él es sólo el "piloto" que los ayudó a llegar hasta China para que se pudieran salvar.

Quisiera ahora hacer énfasis en un detalle que en lo particular me causó gran frustración, no sé si ustedes notaron que a lo largo de la película se mueren prácticamente TODAS las personas del planeta y en una escena se logra salvar UN perro, me parece extremadamente triste que hayan decidido matar a más de 5 mil millones de seres humanos y haberle dado más importancia a la supervivencia de un animal doméstico que además era la mascota de una mujer mimada y fresa.

En cuanto a la producción se refiere, 2012 nos deja satisfechos con los efectos especiales, los cuales están muy bien logrados, aunque como dije al principio, es exagerada la destrucción y únicamente fue por satisfacer la necesidad de morbo en la gente.

Aplaudo el esfuerzo que se ha hecho, pero creo que un proyecto de esta magnitud es demasiado ambicioso y poco factible de lograr algo que nos dejara un buen sabor de boca en todos los aspectos. Resumiendo: Buena producción, mala trama y todavía peor manejo de la misma.

Por último doy mi calificación y veredicto final de 2012:

** (2 estrellas)

2 comentarios:

Aldous dijo...

Que onda Carlos. Esta chistosa tu reseña, me gusta el sarcasmo que manejas y quiero felicitarte por el esfuerzo de retomar un blog que tiene un contenido muy interesante, a pesar de haber sido concebido para una materia. Debo decir que ese juego con los Beatles y Alfred Hitchcock se me hizo sumamente intersante, me gustaría jugr algo así de loco algún dia.
Sobre la movie, ps we, no manches ¿qué esperabas? jajaja... si de por sí Roland Emmerich tiene churro tras churro tras churro (Stargate, ID4, El Día Después de Mañana, etc.) y no brilla por su calidad narrativa. Vamos, no pudo hacer Día de la Independencia sin caer en error tras error tras error tanto de continuidad como de coherencia... y lo mismo con todas las demás. Postee una entrada similar en mi blog, si quieres chécala y seguimos compartiendo opiniones de blog a blog. Saludos
http://hilonarrativo.blogspot.com

jfhe dijo...

Insisto, 2012 te hace desear que el mundo se acabe más rápido con tal de dejar de ver la película.